Contratación

CUENTO DE NAVIDAD DE LUIS FELIPE

El día 20 de diciembre de 2019, con las formas de Mr. Scrooge, el protagonista de  Cuento de Navidad, de Charles Dickens, el alcalde Luis Felipe decidió felicitar las fiestas a los trabajadores y trabajadoras del servicio de Conserjería del Ayuntamiento de Huesca a golpe de decreto: ordenándoles cumplir la jornada laboral establecida en horario de mañana y, además, realizar sus tareas en jornada de tarde, de manera que siempre hubiese un empleado municipal todos los días laborales (de lunes a viernes), de 15 a 19 horas, con carácter rotario, alcanzando ese día una jornada de  11 horas. Esta vez sin negociaciones relámpago, ni conciliación laboral, ni atender a las situaciones personales, ni a las décadas en el puesto de trabajo. Por decreto. Y todo porque el día 9 de diciembre terminó el Contrato de vigilancia y seguridad de los edificios y eventos municipales, y como la empresa adjudicataria, por cierto, una empresa de Sevilla, la única que se había presentado, tardaría varias semanas en aceptar (o no) dicha adjudicación, el alcalde decidió, de forma unilateral, modificar la jornada de trabajo del personal de servicios auxiliares en la Consejería de la Casa Consistorial y también la de los miembros de Policía Local, con una plantilla muy mermada (antes de la crisis superaba el centenar de agentes y ahora no alcanza los setenta). Sin acordarse de que un informe del anterior Jefe de la Policía Local de Huesca,  Nicolás Hernández, con fecha 9 de septiembre de 2019, señalaba que “dentro de las funciones de la Policía Local de Huesca se encuentra la de vigilancia o custodia de los edificios e instalaciones municipales, así como la protección y el orden en concentraciones humanas”, pero que debido a “la actual composición de la plantilla de la Policía Local, con una importante merma de efectivos, hace de difícil cumplimiento que pueda realizarse, con la eficacia y seguridad necesarias, la función de vigilancia de los edificios e instalaciones municipales, y al mismo tiempo mantener la seguridad pública, proteger el libre ejercicio de derechos y libertades y colaborar en la defensa del ordenamiento constitucional”, y que con “objeto de paliar esta falta de medios personales, la única opción es cubrir con Seguridad Privada aquellas funciones encomendadas a Policía Local, que pueden ser cubiertas por vigilantes de seguridad según normativa vigente, como es la vigilancia y protección de bienes, establecimientos, lugares y eventos, tanto públicos como privados, así como de las personas que pudieran encontrarse en los mismos, en nuestro caso, la vigilancia y seguridad de algunos edificios e instalaciones del Ayuntamiento de Huesca y eventos donde se concentran gran cantidad de ciudadanos”.  

No hay moraleja en este cuento, señor Felipe. Y desde el grupo municipal Con Huesca Podemos Equo le recordamos que antes que “recursos humanos”, la plantilla que forma parte del Ayuntamiento de Huesca son “humanos”. Son personas. Trátelos como corresponde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s