Ayuntamiento, cultura, Desarrollo, Turismo

CON HUESCA PODEMOS EQUO PROPONE AL AYUNTAMIENTO UN PROGRAMA DE ACTIVIDADES EN TORNO A LA FIGURA DEL PUENTE DE SAN MIGUEL

El Grupo Municipal considera que nuestra Ciudad debe conservar y ampliar su estatus de capital cultural

Huesca, 21 de abril de 2021

Puente de San Miguel. Huesca

El Grupo Municipal de Con Huesca podemos Equo ha propuesto al Ayuntamiento que diseñe un programa de actividades en torno a la figura del puente de San Miguel, tras su rehabilitación, que podrían incluir, entre otras, un congreso de obra pública sobre puentes (o similar), al Festival Periferias (cuya temática giraría en torno a los puentes), un concurso de pintura rápida con el puente como paisaje de fondo, charlas al aire libre, proyección de películas, concurso de escaparates, conciertos sobre el puente o un concurso literario temático.

Bien de Interés Cultural (BIC) desde 2007, en la categoría de Monumento, el puente de San Miguel es una de las primeras construcciones de hormigón armado de España. Fue construido en 1912 por el ingeniero de caminos Emilio Monterde, autor del proyecto, sustituyendo al antiguo puente existente junto a la Iglesia y el Convento de las Carmelitas Calzadas de San Miguel. El viejo puente, con sus arcadas de ojiva, soportó durante quinientos años las torrenteras que venían desde Arguis y que provocaban el desbordamiento del río Isuela (según las crónicas locales, en 1900,  el caudal llegó a cubrir sus tres ojos). Por él pasaron los primeros soldados de Napoleón en 1808. En él se guarecían del frío y de las inclemencias del tiempo caravanas de húngaros y gentes de paso. La vida de la ciudad se hacía en sus dominios. Hasta que se decidió apostar por un puente nuevo, elegante, de ornamentación modernista, el último grito en ingeniería; en el imaginario de la época, la entrada a Huesca por el puente de San Miguel estaba llamada a ser la puerta principal de la ciudad.

Para Óscar Sipán, Portavoz del Grupo Municipal, “una ciudad próspera necesita símbolos reconocibles que se nutran de su patrimonio, de su historia, de su cultura. Durante años, la gestión cultural municipal fue una de las marcas de la ciudad de Huesca, que generaba en los medios de comunicación numerosos impactos nacionales e internacionales y nos otorgaba cierto estatus distinguido de capital cultural. En la última Mesa de Diálogo Social, el alcalde habló de construir una estrategia turística con un objetivo claro: vender la capital. Pero para vender necesitas potenciar tus símbolos, las marcas que te distinguen, y desde Con Huesca Podemos Equo proponemos que sea el Puente de San Miguel una de ellas”.

“Y, una vez rehabilitado el Puente de San Miguel, a cargo del programa 1,5% Cultural que nos aporta el 75% de los 139.712 euros presupuestados, desde Con Huesca Podemos Equo hemos propuesto que se diseñe y ejecute un proyecto estratégico que potencie una de las señas de identidad de Huesca”, concluye Sipán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s