Ayuntamiento, Protocolo

CON HUESCA PODEMOS EQUO PIDE LA RETIRADA DE LA PLACA FRANQUISTA DEL PATIO DEL AYUNTAMIENTO

Un reciente informe defiende su utilidad y recomienda no quitarla

Huesca,  5 de febrero de 2020

Un informe de la archivera municipal del Ayuntamiento de Huesca, solicitado por Alcaldía, defiende la no retirada de la placa franquista ubicada en el patio de la Casa Consistorial. Un lugar que diariamente visitan numerosos turistas, que suelen fotografiar a los Gigantes y Cabezudos, las armaduras decorativas y el busto del Justicia de Aragón, Don Juan de Lanuza, y cuyo paisaje de fondo corresponde a dicha placa. El artículo 31 de la Ley 14/2018, de 8 de noviembre (Elementos contrarios a la memoria democrática) indica que “se considera contraria a la memoria democrática de Aragón y a la dignidad de las víctimas la exhibición pública de elementos o menciones realizados en conmemoración, exaltación o enaltecimiento individual o colectivo del golpe de Estado de 1936 y del franquismo, de sus dirigentes o de las organizaciones que sustentaron al régimen dictatorial, tales como placas, escudos, insignias, inscripciones, anagramas y otros elementos sobre edificios públicos o situados en la vía pública”.

El informe asegura que, en el texto de la placa, “no se produce ningún enaltecimiento gratuito, ni se incluyen los vítores, ni las imágenes de yugos, flechas o escudos tan frecuentes en la época […] La lápida es un documento epigráfico que data e informa sobre una actuación realizada en un inmueble. Es inseparable de él y no tiene sentido separada del mismo”, pese a incluir el agradecimiento explícito a su Excelencia el Caudillo, Francisco Franco,  el Generalísimo.

“¿Qué pensará un ex preso político del franquismo al visitar nuestra ciudad y toparse con la placa? Sorprende la resistencia con la que el alcalde socialista Luis Felipe protege un vestigio franquista, que prometió retirar en el anterior mandato. Luis Felipe parece querer retroceder en la democratización del espacio público”, sentencia el concejal Óscar Sipán.

Desde Con Huesca Podemos Equo entendemos que se están incumpliendo las leyes de Memoria Histórica y Memoria Democrática, aprobadas respectivamente por el Parlamento en 2007, durante el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, y las Cortes de Aragón en 2018, y por eso pedimos, de forma inmediata, la retirada de dicha placa.

Protocolo

CON HUESCA PODEMOS EQUO CONSIDERA QUE LA SENTENCIA DEL TSJA MANTIENE LA CUESTIÓN PRINCIPAL DEL REGLAMENTO DE PROTOCOLO: QUE LA CORPORACIÓN NO ORGANICE NI PARTICIPE EN ACTOS RELIGIOSOS.

Reprochan a Luis Felipe que su agenda política la ocupen asuntos propios de la derecha y no el gravísimo problema de gestión que está asolando los servicios municipales.

Huesca, 31 de julio de 2019

La portavoz de Con Huesca Podemos Equo, Pilar Novales, ha declarado tras la junta de portavoces celebrada este mediodía que la sentencia del TSJA a raíz del recurso interpuesto por el PP al reglamento de protocolo municipal, “da completa validez al eje principal del reglamento en cuanto a que la Corporación no participe ni organice actos religiosos”.

La incógnita que ahora el Alcalde tiene que despejar es “cómo piensa concretar la posibilidad de uso de los símbolos identificativos de la condición de concejal en actos religiosos, con la no participación como Corporación a los mismos, tal y como dice la sentencia.  En lugar de acometer con tranquilidad tras las fiestas la modificación del reglamento de acuerdo con la sentencia y resolver esto, Luis Felipe ha mostrado una prisa excesiva trasladando al próximo pleno una ejecución de sentencia que no ha sido capaz de aclarar en qué consiste. Por nuestra parte, lo que pedimos es que entonces sea riguroso con el cumplimiento de la sentencia y que la Corporación no participe como tal en actos religiosos como misas o procesiones. Además la sentencia es también clara en cuanto a que el Alcalde no puede hacer excepciones en la aplicación del reglamento.”  ha señalado Novales.

Novales ha manifestado que tres juntas de portavoces celebradas desde el inicio de mandato, han sido para tratar asuntos “urgentes” como la feria taurina,  un “problema” que no existe fruto de obsesiones xenófobas  y esta última, para respaldarse a sí mismo cuando esté con la banda en las misas. En opinión del grupo Con Huesca Podemos Equo,  esta agenda de prioridades políticas “está atendiendo a las cuestiones rancias más propias de la derecha que de un alcalde socialista, mientras el Ayuntamiento se descose por todas sus costuras por una pésima gestión que no se guía por criterio social alguno”. En alusión al servicio del Plan de Juventud e Infancia, al  problema con las horas de la policía local, a la del servicio de atención telefónica y bomberos y al hecho de que muchos contratos de urgente licitación siguen esperando, Novales ha afirmado que la gestión de Felipe “está suponiendo que personas se vayan a la calle y servicios importantes desaparezcan. Nos hubiera gustado  que esas juntas de portavoces hubieran tratado estos asuntos que no se han llevado tampoco a comisión, y desde allí poder aportar a su solución. Pero esos temas parecen no importar a nuestro Alcalde, que no los incorpora a la agenda política”.

Por ello, desde el Grupo Municipal Con Huesca Podemos Equo, van a solicitar la convocatoria de una junta de portavoces antes de las fiestas en la que se aborde la contratación municipal, se dé cuenta de los contratos que están caducados o próximos a caducar y desde ahí los grupos puedan aportar ideas para fijar prioridades y criterios, ante la pasividad del actual gobierno. Es muy probable que durante este próximo mes de agosto sigan acumulándose los problemas y la ciudadanía en septiembre acuse gravemente la pérdida de calidad o de prestación de los servicios.