Turismo

CON HUESCA PODEMOS EQUO PROPONE TRABAJAR DE FORMA ESPECÍFICA LAS FESTIVIDADES DE SAN VALERO Y LA CINCOMARZADA

El grupo municipal mira al tren para fomentar el uso del transporte público.

Huesca, a 8 de febrero de 2020.

El pasado 6 de febrero se reunió el Consejo Sectorial de Comercio, Turismo y Hostelería del Ayuntamiento de Huesca. Con reuniones trimestrales y representación de todos los partidos políticos en el Consistorio, Comarca de la Hoya, sindicatos, patronales, Universidad y asociaciones del ramo, se trataron temas como la apertura de festivos en 2020 o la realización de una campaña específica orientada al turismo para las fechas zaragozanas de San Valero o la Cincomarzada, a petición del grupo municipal Con Huesca Podemos Equo, con muy buena acogida por parte de los asistentes.

El descenso de consultas en la Oficina de Turismo del Ayuntamiento de Huesca (103.705 en el año 2019, un 7% menos que el año anterior) es un dato preocupante. “Tenemos un gran patrimonio visible e invisible, y debemos dotar a la ciudad de un traje adecuado, hacerla interesante a ojos del turista. Y todo empieza por creérnoslo, tomarnos en serio el turismo y, por ejemplo, trabajar de forma específica determinadas fechas, como San Valero o la Cincomarzada. Si repetimos la misma fórmula año tras año, obtendremos siempre los mismos resultados”, asegura el concejal Óscar Sipán.

Para cambiar esta peligrosa tendencia, Con Huesca Podemos Equo propone trabajar específicamente determinadas fechas, o retomar el impulso del proyecto Ciudad AVE, del que Huesca forma parte. “Pensando en el turismo zaragozano, sería interesante firmar un convenio con RENFE, fomentando el uso del transporte público, tal y como hace el Ayuntamiento de Monzón con el Tren de la Cultura, dentro la Feria del Libro Aragonés”, concluyen desde el grupo municipal Con Huesca Podemos Equo.

Turismo

CON HUESCA PODEMOS EQUO RECLAMA UN PLAN DIRECTOR PARA EL CAMPING SAN JORGE

Por situación, podría ser un referente nacional para el turismo de interior

Huesca, 13 de noviembre de 2019

La ciudad de Huesca ha vivido de espaldas al turismo, y el camping San Jorge es un claro ejemplo.  Propiedad del Gobierno de Aragón, pero con gestión municipal desde el año 1985, momento en el que se firmó un convenio de colaboración para la cesión del uso y gestión de las instalaciones (Complejo Deportivo “Ruiseñor”, Pabellón Polideportivo “Piscina Cubierta Huesca”, Complejo Polideportivo “San Jorge”), por situación podría ser un excelente camping urbano, además de un centro de rutas y convertirse en un referente del turismo familiar.

Los campings públicos se clasifican, según el Decreto 125/2004, por el que se aprueba el Reglamento de Alojamientos turísticos al aire libre, en las categorías de Lujo, Primera, Segunda y Tercera, siendo el camping San Jorge de esta última. La tercera categoría es la que mayor número aporta al panorama nacional, pero el más utilizado y mejor valorado por calidad/precio es el de segunda. Según datos de 2018 del Instituto Aragonés de Estadística, los campings aragoneses tuvieron un 27,78% de ocupación, con una media de pernoctaciones de 3,04 días, frente al 40,23% y 4,94% días de España.

El camping San Jorge dispone de una superficie de 8.240 metros cuadrados, delimitado por un abundante arbolado y setos que generan 60 parcelas de distintos tamaños, con alumbrado exterior y, aproximadamente una de cada ocho parcelas con cuadros eléctricos,  y ofrecen una oferta de 240 plazas. Dispone de una zona preparada para el vertido de aguas negras provenientes de caravanas y autocaravanas. Además, tiene un edificio que incluye servicio de caballeros y señoras (ambos remodelados este año), recepción y botiquín. Cuenta, también, con una zona de lavadero, un cuarto de instalaciones de agua caliente y un módulo prefabricado (adquirido este año) para servicio de bar.

“Analizando otras capitales de provincia, la ciudad de Cuenca dispone de un camping de primera y otro de segunda, Soria, uno de primera abierto todo el año, o Zamora, uno de segunda categoría, pero todos están alejados del casco urbano. Por situación y elementos importantes como piscinas, instalaciones deportivas, tiendas, restaurantes y bares cercanos, el de Huesca es óptimo, una mina de oro mal explotada. Económicamente, podría ser importante para la ciudad”, señala Óscar Sipán, concejal del grupo municipal Con Huesca Podemos Equo.

“Con los 30.000 euros entregados este año por el Gobierno de Aragón, se cambiará la carpintería metálica del edificio de los baños y aseos que se rehabilitó el año pasado, pero no existe un plan de inversión o de explotación a largo y medio plazo.  Se parchea, el dinero del Gobierno de Aragón llega muy tarde, normalmente a final de año y por los largos procedimientos de contratación, no da tiempo a desarrollar un proyecto serio. Por todo esto, desde el grupo municipal Con Huesca Podemos Equo reclamamos un Plan Director para el Camping San Jorge”, señala Sipán.

Turismo

CON HUESCA PODEMOS EQUO PIDE ABRIR EL EDIFICIO DEL CÍRCULO OSCENSE A LA CIUDAD Y AL TURISTA

Es uno de los edificios más emblemáticos, y menos visitado.

Huesca, 6 de noviembre de 2019

Hubo un tiempo donde la burguesía oscense (banqueros, empresarios, comerciantes) se desplazaba en sus automóviles hasta las escaleras del Casino y asistía a banquetes en el salón rojo, amenizados por orquestas como la del Teatro Olimpia, o escuchaba la gramola en la terraza mientras leía la prensa. Hubo un tiempo donde los niños pobres miraban a los Reyes Magos en el balcón del Casino y recibían regalos donados por la gente pudiente de Huesca. Hubo un tiempo donde se jugaban a la ruleta grandes cantidades en sus salones, hasta que se prohibió, o se practicaba esgrima y patinaje. “Pero también, en los años 30, se le consideraba, extraoficialmente, la Casa de Cultura de la ciudad. Se organizaban charlas, exposiciones y conciertos. Ramón Acín tuvo su academia de dibujo y modelado en uno de los salones, anunciando sus clases en la prensa para obreros, niños y niñas y maestros.  Fue hospital y biblioteca, hasta que los problemas económicos llevaron a sus socios a ceder el inmueble al Ayuntamiento de Huesca, en 1951”, resume Oscar Sipán, concejal del grupo municipal Con Huesca Podemos Equo. Declarado en el año 2007 Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, “el Círculo Oscense es uno de los pocos edificios modernistas que conservamos, uno los lugares más bellos y menos visitados de la ciudad. Si bien es cierto que en los últimos años, las actividades de los distintos colectivos culturales y sociales oscenses  le han dado vida, todavía existe una barrera psicológica, de clase, que le separa de la ciudanía: se puede hacer mucho por darlo a conocer”.

Por todo ello y sin querer perjudicar a los socios, “desde el grupo municipal Con Huesca Podemos Equo, proponemos tres cuestiones: una jornada de puertas abiertas para las y los oscenses, una campaña específica para las festividades de Zaragoza (Cincomarzada y San Valero) y que desde el área de Turismo se trabaje regularmente, con guías profesionales, las visitas al edificio y alrededores. Tenemos la obligación de dar a conocer nuestro patrimonio”, señala Sipán.