Turismo

CON HUESCA PODEMOS EQUO RECLAMA UN PLAN DIRECTOR PARA EL CAMPING SAN JORGE

Por situación, podría ser un referente nacional para el turismo de interior

Huesca, 13 de noviembre de 2019

La ciudad de Huesca ha vivido de espaldas al turismo, y el camping San Jorge es un claro ejemplo.  Propiedad del Gobierno de Aragón, pero con gestión municipal desde el año 1985, momento en el que se firmó un convenio de colaboración para la cesión del uso y gestión de las instalaciones (Complejo Deportivo “Ruiseñor”, Pabellón Polideportivo “Piscina Cubierta Huesca”, Complejo Polideportivo “San Jorge”), por situación podría ser un excelente camping urbano, además de un centro de rutas y convertirse en un referente del turismo familiar.

Los campings públicos se clasifican, según el Decreto 125/2004, por el que se aprueba el Reglamento de Alojamientos turísticos al aire libre, en las categorías de Lujo, Primera, Segunda y Tercera, siendo el camping San Jorge de esta última. La tercera categoría es la que mayor número aporta al panorama nacional, pero el más utilizado y mejor valorado por calidad/precio es el de segunda. Según datos de 2018 del Instituto Aragonés de Estadística, los campings aragoneses tuvieron un 27,78% de ocupación, con una media de pernoctaciones de 3,04 días, frente al 40,23% y 4,94% días de España.

El camping San Jorge dispone de una superficie de 8.240 metros cuadrados, delimitado por un abundante arbolado y setos que generan 60 parcelas de distintos tamaños, con alumbrado exterior y, aproximadamente una de cada ocho parcelas con cuadros eléctricos,  y ofrecen una oferta de 240 plazas. Dispone de una zona preparada para el vertido de aguas negras provenientes de caravanas y autocaravanas. Además, tiene un edificio que incluye servicio de caballeros y señoras (ambos remodelados este año), recepción y botiquín. Cuenta, también, con una zona de lavadero, un cuarto de instalaciones de agua caliente y un módulo prefabricado (adquirido este año) para servicio de bar.

“Analizando otras capitales de provincia, la ciudad de Cuenca dispone de un camping de primera y otro de segunda, Soria, uno de primera abierto todo el año, o Zamora, uno de segunda categoría, pero todos están alejados del casco urbano. Por situación y elementos importantes como piscinas, instalaciones deportivas, tiendas, restaurantes y bares cercanos, el de Huesca es óptimo, una mina de oro mal explotada. Económicamente, podría ser importante para la ciudad”, señala Óscar Sipán, concejal del grupo municipal Con Huesca Podemos Equo.

“Con los 30.000 euros entregados este año por el Gobierno de Aragón, se cambiará la carpintería metálica del edificio de los baños y aseos que se rehabilitó el año pasado, pero no existe un plan de inversión o de explotación a largo y medio plazo.  Se parchea, el dinero del Gobierno de Aragón llega muy tarde, normalmente a final de año y por los largos procedimientos de contratación, no da tiempo a desarrollar un proyecto serio. Por todo esto, desde el grupo municipal Con Huesca Podemos Equo reclamamos un Plan Director para el Camping San Jorge”, señala Sipán.