#personal

CON HUESCA PODEMOS EQUO CRITICA LA FALTA DE FLEXIBILIDAD LABORAL EN EL AYUNTAMIENTO

Desde el área de Personas y Organización se están tomando medidas contrarias a la conciliación laboral y familiar

Huesca, Plaza, Ayuntamiento, Fuente

Huesca, 22 de mayo de 2020

“El área de Personas y Organización del Ayuntamiento de Huesca no está siendo consciente de las dificultades de los trabajadores y trabajadoras municipales durante esta situación de emergencia sanitaria para el cuidado de sus hijos e hijas o mayores dependientes”, señala Óscar Sipán, concejal de Con Huesca Podemos Equo. “Estamos en una situación excepcional. Allí donde el consistorio debería de dar ejemplo, la flexibilidad para favorecer la conciliación laboral y familiar brilla por su ausencia”, puntualiza Sipán. El Plan de Desescalada del Ayuntamiento planteaba una incorporación por tercios de plantilla (25 de mayo, 8 de junio y 21 de junio). La preferencia en el teletrabajo se supedita a esos tercios, es decir, que las últimas personas en incorporarse serán el personal considerado vulnerable: aquellos que se encuentren en situación de cuidado de hijos menores de 12 años o de mayores dependientes, los que hayan tenido sintomatología reciente relacionada con el Covid-19 o los que  hayan estado en contacto estrecho con personas afectadas por esta enfermedad.  Pero, independientemente de la situación familiar, cuando hay que cubrir uno de los tercios no se permite otra opción que la de incorporarse presencialmente. Y en una plantilla en la que, según el último Plan de Prevención de Riesgos Laborales del Ayuntamiento, aparecen 520 trabajadores y trabajadoras, en 29 puestos de trabajo, está generando situaciones muy preocupantes, donde no queda más remedio que llevar a los hijos con los abuelos, poniéndolos en riesgo, al no ser factible dejar a niñas y niños pequeños solos. “Los sindicatos han planteado la posibilidad de prolongar el teletrabajo hasta septiembre o permitir una modificación de horarios, como trabajar por la tarde a todos y todas los que puedan conciliar con sus parejas, sin contemplarse ninguna de las opciones. El área está teniendo una posición contraria a la conciliación laboral y familiar. Y si a todo eso le sumas la más que probable ausencia de campamentos de verano, deja a los trabajadores y trabajadoras en una situación de clara indefensión”, comenta Sipán.