Turismo

CON HUESCA PODEMOS EQUO PIDE ABRIR EL EDIFICIO DEL CÍRCULO OSCENSE A LA CIUDAD Y AL TURISTA

Es uno de los edificios más emblemáticos, y menos visitado.

Huesca, 6 de noviembre de 2019

Hubo un tiempo donde la burguesía oscense (banqueros, empresarios, comerciantes) se desplazaba en sus automóviles hasta las escaleras del Casino y asistía a banquetes en el salón rojo, amenizados por orquestas como la del Teatro Olimpia, o escuchaba la gramola en la terraza mientras leía la prensa. Hubo un tiempo donde los niños pobres miraban a los Reyes Magos en el balcón del Casino y recibían regalos donados por la gente pudiente de Huesca. Hubo un tiempo donde se jugaban a la ruleta grandes cantidades en sus salones, hasta que se prohibió, o se practicaba esgrima y patinaje. “Pero también, en los años 30, se le consideraba, extraoficialmente, la Casa de Cultura de la ciudad. Se organizaban charlas, exposiciones y conciertos. Ramón Acín tuvo su academia de dibujo y modelado en uno de los salones, anunciando sus clases en la prensa para obreros, niños y niñas y maestros.  Fue hospital y biblioteca, hasta que los problemas económicos llevaron a sus socios a ceder el inmueble al Ayuntamiento de Huesca, en 1951”, resume Oscar Sipán, concejal del grupo municipal Con Huesca Podemos Equo. Declarado en el año 2007 Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, “el Círculo Oscense es uno de los pocos edificios modernistas que conservamos, uno los lugares más bellos y menos visitados de la ciudad. Si bien es cierto que en los últimos años, las actividades de los distintos colectivos culturales y sociales oscenses  le han dado vida, todavía existe una barrera psicológica, de clase, que le separa de la ciudanía: se puede hacer mucho por darlo a conocer”.

Por todo ello y sin querer perjudicar a los socios, “desde el grupo municipal Con Huesca Podemos Equo, proponemos tres cuestiones: una jornada de puertas abiertas para las y los oscenses, una campaña específica para las festividades de Zaragoza (Cincomarzada y San Valero) y que desde el área de Turismo se trabaje regularmente, con guías profesionales, las visitas al edificio y alrededores. Tenemos la obligación de dar a conocer nuestro patrimonio”, señala Sipán.